Buscar


:: Apartados ::
Central de Reservas
Guía de servicios
Guía práctica Sobrarbe
>> El Tiempo
>> NOTICIAS

:: Turismo ::
Ordesa y Monte Perdido
Posets Maladeta
Sierra de Guara
Rutas y excursiones
Patrimonio y cultura
Historia y tradición
Pueblos de Sobrarbe
Zonas de Sobrarbe

:: Servicios ::
Campings
Apartamentos
Empresa aventura
Hoteles
Hostales
Restaurantes
Servicios
Turismo Rural
Links externos
Benasque Cerler


>> Sendero de Turmo (Guara)
Dificultad: medio | Tiempo I/V: 6,45h | Época recomendada: verano
Inicio: Rodellar | Situación: Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara

La ruta del sendero de Turmo es larga, requiere saber trepar sin dificultad y tener cierta experiencia en senderismo. Asimismo, es un recorrido que transcurre por el barranco de Mascún, el más emblemático del Parque de Guara. A lo largo del camino pasaremos por las curiosas formaciones del Bolo d’o Real y del Zapato, por los Bozos y la Fuen d’Onso. Además, conoceremosel mágico arco del Beso y veremos el misterioso Oscuro de Otín.

Es una excursión interesante que se recomienda realizar durante el verano, para evitar el frío y las lluvias.

Sendero de Turmo en Guara

Descripción de la ruta

Partimos de Casa Julieta, la última de la localidad de Rodellar y tomamos el camino que desciende hasta el río. Luego remontaremos el barranco de Mascún atravesando antiguos campos de cultivo hasta que el sendero se convierte en un zigzag y dejamos la Fuente de Mascún a mano derecha. A continuación, veremos el arco de La Ventana y abandonaremos el barranco para remontar por el camino de la Garganta Baja, pero luego nos adentraremos de nuevo en el Real de Mascún, el tramo más amplio del cañón. Seguiremos por el mismo sendero hasta que divisamos el conjunto de la Ciudadela y la Cuca Bellostas, pero antes de alcanzarlos tomaremos un camino que surge a mano izquierda y que remonta la Costera de Otín.

A continuación, dejaremos la Costera y seguiremos ascendiendo por la parte más cerrada del barranco y pasaremos las formaciones del Bolo d’o Real, guijarro gigante y también del Zapato, un arco abombado algo curioso. Después alcanzaremos el Estrecho de Fuen d’Onso, normalmente está inundado de agua y lo atravesaremos por un caminito. Luego el río tuerce hacia la derecha, después a la izquierda y en la curva veremos la Fuen d’Onso. A continuación, alcanzaremos los Bozos d’Onso, una barrera de bloques que nos impiden el paso. Una vez allí, tomaremos el camino que asciende a mano izquierda remontando una pendiente, donde deberemos trepar, sobre todo al principio. Cuando lleguemos otra vez al cauce, volveremos a atravesar una serie de bloques con la ayuda de las manos. Desembocaremos en un anfiteatro rocoso y cerrado que está encabezado por el Puntalón a la izquierda y por la aguja del Puyal a la derecha. Entre ambos, hay un bonito umbral conocido como el Beso, donde las rocas de ambas orillas prácticamente se tocan por encima del lecho del barranco. Este asombroso lugar es el punto de referencia para encontrar el inicio del sendero de Turmo.

Una vez allí, ascenderemos cien metros por el barranco hasta encontrar una estrecha canal a mano izquierda. Al llegar a su base, veremos una senda señalizada con un mojón de piedras. Pero antes de seguir por el camino, seguiremos remontando por el cañón durante 20 minutos más hasta llegar a un pasillo muy estrecho que nos impedirá nuestro paso, el conocido Oscuro de Otín. Así que tomaremos el sendero de Turmo y ascenderemos a través de acusados zigzags hasta llegar a una pendiente de matorral. Al poco tiempo descubriremos, detrás de las colinas, la abandonada población de Otín. Desde aquí seguiremos en dirección norte hasta llegar a un mirador, desde donde podremos disfrutar de unas bonitas vistas de las torres del Puntarrón y de la Aguja del Puyal. Una vez allí, tomaremos el sendero que desciende a Otín para iniciar el retorno. El camino de vuelta se realiza bordeando Otín por el este y tiene un tiempo estimado de 1h 45’-