Buscar


:: Apartados ::
Central de Reservas
Guía de servicios
Guía práctica Sobrarbe
>> El Tiempo
>> NOTICIAS

:: Turismo ::
Ordesa y Monte Perdido
Posets Maladeta
Sierra de Guara
Rutas y excursiones
Patrimonio y cultura
Historia y tradición
Pueblos de Sobrarbe
Zonas de Sobrarbe

:: Servicios ::
Campings
Apartamentos
Empresa aventura
Hoteles
Hostales
Restaurantes
Servicios
Turismo Rural
Links externos
Benasque Cerler


>> Las Gargantas de Fabana (Guara)
Dificultad: medio | Tiempo I/V: 5,5h | Desnivel: 400m | Época recomendada: verano
Inicio: Presa de Vadiello (750 m), junto al Parador Nacional | Situación: los Mallos de Vadiello


La ruta a las Gargantas de Fabana transcurre por los mallos de Vadiello, una zona que alberga una elevada densidad de aves protegidas y, al mismo tiempo, constituye uno de los escenarios más ostentosos del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. El recorrido es sencillo hasta la ermita de San Cosme y San Damián, pero para llegar a las gargantas hay que transcurrir por la ruta de ascensión al Tozal de Guara y se requiere condición física y algo de experiencia en senderismo. A lo largo de la excursión, nos acompañará una rica vegetación en quejigos, robles, sabinas, pinos, robles, etc. Además, pasaremos por la ermita de San Úrbez, la de San Cosme, la de la Fabana y la de San Gregorio.

Es recomendable realizar la ruta en verano para evitar el frío y las lluvias y aprovechar el buen tiempo.

Gargantas de Fabana en la Sierra y Cañones de Guara

Partimos de la presa de Vadiello, a 750 m de altitud, junto a un túnel que hay en la carretera un poco antes de la presa. Tomaremos la pista que nace a la izquierda y que tiene una barrera. A continuación, cruzaremos sobre la presa y ascenderemos por una loma pedregosa desde donde podremos disfrutar de unas magníficas panorámicas de los mallos de San Jorge y del Puro, la Mitra, el Elefante, etc.

Abandonaremos la pista tras ver un cartel indicador de San Cosme y alcanzaremos un llano donde hay la denominada Cruz Cubierta. Luego, seguiremos por un camino que desciende por un bosque, después remonta por una vertiente, mientras se adentra en el recinto del santuario de San Cosme. Finalmente, alcanzamos la ermita de San Cosme y San Damián, tras una hora de recorrido.

Una vez allí, ascenderemos por la pista de acceso rodado a través de un camino lleno de hitos religiosos relacionados con las romerías hasta que llegamos a la pequeña ermita de San Úrbez. A continuación, pasaremos por la Fuen Santa y por la ermita de San Gregorio y la Virgen Fabana. Después, la subida se hace más fuerte hasta llegar al Llano de la Carrasca, al que da nombre una encina. Allí veremos unos carteles y un caminito pedregoso que conduce al valle del Calcón, lo tomaremos y llegaremos al barranco de los Muertos. Este barranco se conecta con un sendero que viene de la Tejería y seguiremos por este mismo camino hasta que alcanzamos la ermita de la Fabana. Desde allí descenderemos hasta el Calcón y luego remontaremos el río a través de un bosque de ribera hasta que alcanzamos las gargantas de Fabana, tras 3 horas de recorrido.

La vuelta se realiza por el mismo camino y tiene un tiempo estimado de 2h30’