Buscar


:: Apartados ::
Central de Reservas
GuĆ­a de servicios
Guƭa prƔctica Sobrarbe
>> El Tiempo
>> NOTICIAS

:: Turismo ::
Ordesa y Monte Perdido
Posets Maladeta
Sierra de Guara
Rutas y excursiones
Patrimonio y cultura
Historia y tradiciĆ³n
Pueblos de Sobrarbe
Zonas de Sobrarbe

:: Servicios ::
Campings
Apartamentos
Empresa aventura
Hoteles
Hostales
Restaurantes
Servicios
Turismo Rural
Links externos
Benasque Cerler


>> Camino de la Ripereta (Ordesa / Añisclo)
Altitud: 980-1.400m | Dificultad: facil | Tiempo I/V: 4 h | Desnivel: 420m
Epoca recomendada: primavera y otoño | Inicio: Cañon de Añisclo

El camino hacia La Ripereta está claramente señalizado por indicaciones precisas, por lo que la posibilidad de extravío es casi inexistente. Durante el recorrido nos acompañará una rica y exuberante vegetación de tejos, pinos, helechos, hayas e incluso fresas silvestres; y en cuanto a la fauna, es un sitio ideal para poder ver el tritón pirenaico, un endemismo del pirineo. Ademįs, podremos divisar numerosas cascadas y disfrutar de unas magníficas panorámicas de la parte alta del cañón de Añisclo. La ruta no presenta ninguna complicación técnica y las épocas más recomendadas para realizarla son en primavera y en otoño, porque es cuando podremos disfrutar más de la naturaleza. Se recomienda llevar unos prismáticos y alguna guía de la naturaleza para poder identificar las múltiples especies vegetales y animales que nos encontraremos durante el camino.

Ascension al Mallo de San Jorge y Pico Boron

Descripción de la ruta:


Dejamos el coche en el parking de San Úrbez, que marca el principio del cañón de Añisclo y el final del desfiladero de las Cambras. Luego descenderemos por la carretera para poder iniciar la ruta en el puente de San Úrbez. Una vez allí, atravesamos el río Bellós y tomamos el camino amplio que hay en dirección norte hacia la ermita de San Úrbez, situada bajo la muralla de piedra. A continuación, el camino se dirige hacia la Fuen Blanca y empieza a descender hasta que llegamos a un barranco que atravesaremos por el puente de Sangón.

El camino sigue remontando el río Bellós donde podremos disfrutar de una vegetación exuberante en la que predominan los hayedos y los caducifolios. Llevamos poco más de una hora de recorrido cuando nos encontramos a nuestra izquierda con un desvío hacia el pueblo de Sercué, pero no lo  tomamos y seguimos nuestro camino hasta que llegamos al barranco de La Pardina. Este barranco confluye con el río Bellós justo en la parte izquierda de La Ripareta; vale la pena adentrarse unos metros para admirarlo. Luego lo cruzaremos y llegamos al plano de La Ripereta (1.420 m), en pleno corazón del cañón de Añisclo, tras 2 horas de recorrido. La vuelta se realiza por el mismo camino y tiene un tiempo estimado de 2 horas.

 

SABIAS QUE.........?
La ermita de San Úrbez está situada en pleno cañón de Añisclo y cada 29 de junio se celebra una romería hacia la ermita con el fin de abogar por la bondad de las lluvias y por su efecto benefactor. Junto a las brujas, los montañeses de esta zona encomendaban devociones a San Úrbez, cuya vida está a caballo entre la leyenda y la realidad. Se dice que Urbez o Urbicio nació en el seno de una familia cristiana en Burdeos y se vino a España para liberar las reliquias de los santos Justo y Pastor, porque estaban en manos de los musulmanes y luego se retiró a las montañas de los Pirineos.