Buscar


:: Apartados ::
Central de Reservas
GuĆ­a de servicios
Guƭa prƔctica Sobrarbe
>> El Tiempo
>> NOTICIAS

:: Turismo ::
Ordesa y Monte Perdido
Posets Maladeta
Sierra de Guara
Rutas y excursiones
Patrimonio y cultura
Historia y tradiciĆ³n
Pueblos de Sobrarbe
Zonas de Sobrarbe

:: Servicios ::
Campings
Apartamentos
Empresa aventura
Hoteles
Hostales
Restaurantes
Servicios
Turismo Rural
Links externos
Benasque Cerler


>> Los Covachos de Barfaluy (Guara)
Dificultad: fácil | Tiempo I/V: 1,45h | Desnivel: 100m |Situación: Parque Cultural del Vero
Época recomendada: cualquier época del año | Inicio: Lecina (770 m)

 

La excursión a los covachos de Barfaluy es un sencillo y corto recorrido por el carrascal de la Selba de Lezina, donde se unen naturaleza y patrimonio cultural aragonés. Al final de este bonito paseo podemos acercarnos a los abrigos de Barfaluy, donde se encuentran  pinturas prehistóricas rupestres que decoran las colmenas cilíndricas, denominadas “arnas” en aragonés. El camino forma parte de los “Itinerarios de Arte Rupestre del Parque Cultural del Vero”, está claramente señalizado y no presenta ningún tipo de dificultad, pudiéndose realizar en cualquier época del año, siempre y cuando el tiempo nos sea favorable.

.

Covachos de Barfaluy en el Vero

Descripción de la ruta:

Partimos de la plaza de Lecina, donde encontraremos un panel informativo acerca de la ruta de Barfaluy y tomaremos el camino señalizado que nace a la izquierda de la casa Sampietro. A continuación, seguimos por el viejo sendero que atraviesa el valle de Berrala y tras cinco minutos nos encontramos con un indicador que nos señala el aljibe medieval de Fuendiós, que está recubierto por una bóveda apuntada. Seguimos nuestro camino descendiendo el barranco de Berrala y subimos por la ladera que está cubierta de carrascas y de bojes hasta que llegamos a la loma divisoria con el barranco de Cruziacha, sobre la cual discurre una pista. Pero nosotros retomaremos el camino al otro lado de la pista y bajaremos hacia el fondo del barranco por una empinada bajada que resulta un tanto incómoda.

A continuación, remontaremos la pedregosa ladera que se aleja del barranco, mientras nos adentramos a la Selva de Lezina, donde encontraremos una mesa de interpretación acerca del carboneo en el carrascal, una antigua actividad económica de esta región. Finalmente, después de una hora de recorrido, el sendero sigue por una pradera y desciende a la izquierda, salvando una pequeña vaguada hasta que llegamos a la cresta de Barfaluy. Es recomendable bajar por la derecha de la cresta, donde veremos unas escaleras metálicas que nos conducen a los abrigos de Barfaluy. Antiguamente, estos abrigos eran utilizados como arnales y están decorados con pinturas rupestres levantinas.

El retorno a la localidad de Lecina se realiza por el mismo camino y tiene un tiempo estimado de 45’.

SABIAS QUE.........?
La pintura rupestre levantina recoge representaciones de la recolección de miel de los enjambres y, a través de la observación de éstas pinturas, se pudo iniciar la cría controlada de abejas. Las “arnas” del Pirineo (colmenas cilíndricas en aragonés) solían ser de mimbre y estaban recubiertas de estiércol o de barro y se colocaban en zonas soleadas y abrigadas, denominadas “arnales” o colmenas