Buscar


:: Apartados ::
Central de Reservas
GuĆ­a de servicios
Guƭa prƔctica Sobrarbe
>> El Tiempo
>> NOTICIAS

:: Turismo ::
Ordesa y Monte Perdido
Posets Maladeta
Sierra de Guara
Rutas y excursiones
Patrimonio y cultura
Historia y tradiciĆ³n
Pueblos de Sobrarbe
Zonas de Sobrarbe

:: Servicios ::
Campings
Apartamentos
Empresa aventura
Hoteles
Hostales
Restaurantes
Servicios
Turismo Rural
Links externos
Benasque Cerler


>>De Alquézar a Asque por los puentes del Vero
Nivel: medio | Tiempo: 3h 30’| Desnivel: 400 m | Inicio: Alquézar (640 m)
Época recomendada: verano | Situación: Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara


La travesía de Alquezar a Asque transcurre por los puentes del río Vero, como el puente medieval de Villacantal o el del Molino, que actualmente está en restauración. Además, el itinerario nos permite conocer gran parte de la vegetación más importante de la Sierra de Guara: enebros, carrascas, romeros e incluso olivos centenarios. El sendero está claramente señalizado, pero tiene un desnivel considerable (400 m), por lo que se recomienda estar en buena forma física. A pesar de que no hace falta mojarse para realizar esta travesía, bañarse en las frescas aguas del río Vero es una buena alternativa, sobre todo en un día caluroso de verano.

De Alquezar a Asque en el Parque Natural de Guara

Partimos de la localidad de Alquézar, concretamente desde el Arrabal, para poder entrar en el recinto de la villa. Seguiremos la calle Mayor hasta llegar a la plaza de Don Rafael Ayerbe y en la calle de San Lucas encontraremos un indicador que señala la dirección del puente de Villacantal. Tomamos el camino en esa dirección y encontramos un mirador sobre el barranco de la Fuente y la colegiata de Santa María. Luego cruzamos el lecho seco de este mismo barranco y remontamos una cuesta pedregosa que nos conduce al collado de San Lucas.

A continuación, descendemos hacia las profundidades del río Vero y, tras una hora de recorrido, llegamos al recién restaurado puente de Villacantal. Al otro lado del río, el camino asciende hacia el barranco Os Lumos y sigue su cauce hasta alcanzar una pista. La remontaremos y llegaremos a una “colladeta” con vistas sobre Alquézar. Luego seguiremos por la misma entre romeros, carrascas y enebros hasta que llegamos a O Calcinar, el punto más alto de la pista (700 m de altitud). Una vez allí, descenderemos hasta cruzar el barranco Rosico y al poco tiempo veremos una vieja tejería que nos anuncia la proximidad de un pueblo. Después de conectar con el sendero GR 1, seguiremos a la derecha y las señales blancas y rojas transcurren por una pista que va perdiendo altura suavemente y se da lugar a un estrecho cordal divisorio, una loma que nos llevará hasta el río. A continuación, la pista se convierte en camino hasta llegar al puente del Molino, que actualmente está en restauración. Lo cruzamos y tomamos la pista que proviene de la ermita de San Antón y que conduce a Alquézar. Pero pronto abandonamos esta pista para seguir por una senda a la derecha (GR 1) que atraviesa una sección de bancales con olivos centenarios hasta que nos encontramos con otra bifurcación, en la que deberemos tomar el camino de la izquierda, el camino de la villa.

Finalmente, nos encontraremos con otro indicador que nos confirma que vamos por la dirección correcta y que desemboca junto a la iglesia de San Miguel y el frontón de Alquézar, tras 3 horas y media de travesía.

SABIAS QUE.........?

El puente de Villacantal es medieval, de doble arco y de tajamar central. Pero tiene una factura muy peculiar, de manera que el caminante efectúa un pequeño quiebro al cruzarlo, porque su disposición en planta tiene un giro en ángulo de 45º, a diferencia de otros puentes con estas mismas características