Buscar


:: Apartados ::
Central de Reservas
GuĆ­a de servicios
Guƭa prƔctica Sobrarbe
>> El Tiempo
>> NOTICIAS

:: Turismo ::
Ordesa y Monte Perdido
Posets Maladeta
Sierra de Guara
Rutas y excursiones
Patrimonio y cultura
Historia y tradiciĆ³n
Pueblos de Sobrarbe
Zonas de Sobrarbe

:: Servicios ::
Campings
Apartamentos
Empresa aventura
Hoteles
Hostales
Restaurantes
Servicios
Turismo Rural
Links externos
Benasque Cerler


>> Los abrigos de Quizans y el camino de Pasolén (Guara)
Dificultad: medio | Tiempo I/V: 5,00h | Época recomendada: verano
Inicio: Alquézar | Situación: Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara

La ruta de los abrigos de Quizans es un bonito itinerario que nos enseña el prehistórico pasado de la Sierra de Guara y, al mismo tiempo, nos ofrece unas panorámicas impresionantes. El camino transcurre por una faja de abundante vegetación, en la que destacan pasos emblemáticos como el de Pasolén o el Paso de los Articazos. El recorrido es duro y requiere estar en buena forma física, tener un paso seguro y saber trepar. Además, se aconseja realizar la ruta en verano para aprovechar el buen tiempo.

Abrigos de Quizans en Guara

Descripción de la ruta


Partimos de la Plaza Mayor de Alquézar y nos dirigimos a la calle de San Lucas, desde donde nace la senda que va en dirección al Collado de San Lucas. La tomamos hasta llegar al collado y después remontaremos por el camino que toma la línea de la cresta hasta alcanzar una pista contigua a las balsas de Basacol. La seguimos y luego tomamos un desvío ascendente a nuestra derecha que nos conducirá hasta una balsa artificial y luego a los Abrigos de Quizans, dos covachos que contienen pinturas rupestres.
Tras visitarlos, treparemos por una corta canal que se sitúa a la izquierda de los abrigos hasta que llegamos al borde superior donde hay un mirador con vistas al Somontano y al valle del Ebro. Desde aquí seguiremos llaneando en dirección norte, pasaremos por una terraza – vaguada y luego habremos de reparar en una pequeña faja que presenta un resalte rocoso a su izquierda. A continuación, cruzaremos una depresión que desemboca en Pasolén, una cornisa poco arreglada que nos salva de manera aérea un estrangulamiento de la faja por una proa amarillenta muy vistosa.
Accedemos de nuevo a la cornisa y nos adentramos cada vez más en la garganta de Las Clusas hasta que pronto llegamos al Barranco de Chimiachas. Para poder cruzar su cauce, deberemos salvar un eslabón cubierto de vegetación y algo molesto y bajar a la terraza inferior para atravesar su parte baja hasta el interior del barranco. Luego nos encontraremos el Paso de los Articazos, aéreo y un poco complicado, pero está provisto de unas barras de hierro que deberemos trepar para llegar a la plataforma superior, continuación natural de la faja. Seguimos descendiendo por ella hasta que cruzamos una torrentera y llegamos al borde del acantilado, Poco después, alcanzamos el cauce del río Vero, junto a los Oscuros.
El retorno se realiza por el mismo camino que la ida y tiene un tiempo estimado de 2h.